A papi y a mami no les gusta mi pareja y no somos ni Romeo ni Julieta

Publicado por:

Cuando a “papi” y a “mami” no les gusta nuestra pareja y meten el morro en los asuntos de pareja, la relación conyugal se sitúa en una zona de mayor peligro para sufrir una mayor inestabilidad y deterioro. Los problemas de pareja debido a la familia o las familias de origen son más que frecuentes. 

Las últimas investigaciones sobre la desaprobación de los padres y amigos de una relación de pareja no apoyan el llamado “Efecto Romeo y Julieta” (1). Éste efecto tal y como sucede en la obra de Shakespeare, hace alusión a como cuando los padres de los enamorados no aprueban e interfieren en la relación de pareja ésta tiende a cohesionarse más y a desarrollar un amor y relación más intensa.

Nada más lejos de la realidad. Y es que los terapeutas de pareja a través del trabajo desarrollado con parejas que acuden a consulta, observamos como unos límites excesivamente permeables entre la pareja y sus respectivas familias de origen se relaciona significativamente con una mayor insatisfacción y disfunción marital. Esto es, para que todos nos entendamos, cuando la pareja deja a los familiares más cercanos (padres, suegros, hermanos, cuñados…etc) meter el morro en la vida de la pareja, las cosas suelen torcerse para los enamorados. Las parejas con mayores niveles de apoyo por parte de amigos y familiares, parecen disfrutar de una mayor satisfacción en la pareja (2) y así como de relaciones más dilatadas en el tiempo (3).

Terapia problemas de pareja en Bilbao
Sergio y Laura llegaron a consulta como consecuencia de sus continuas discusiones que provocaban que Sergio perdiese el control y terminase ejerciendo la violencia contra objetos en casa y Laura pasase largas temporadas deprimida en casa de sus padres. Al parecer el problema era de Sergio, sin embargo no tardamos en proponerles una terapia de pareja, espacio en donde acontecía el descontrol de impulsos de Sergio. Observamos que la pérdida de control era el producto de algo que ocurría entre ambos y quizá Laura podría ayudar a resolver.
No tardamos en descubrir que Sergio nunca fue muy bien acogido en el seno de la familia de Laura. A pesar de años de sutiles descalificaciones a manos de los padres de Laura, Sergio siempre albergó algo de esperanza en ser aceptado como la persona que la hija de sus suegros había elegido para compartir su vida.

Como en otras tantas parejas, el “efecto Romeo y Julieta” no apareció por ningún lado. Laura se sentía profundamente unida a sus padres y nunca fue capaz de enfrentarse a ellos ante las descalificaciones que lanzaban contra Sergio. Desde el comienzo de la relación entre ambos, Laura fue un apoyo para Sergio ante las descalificaciones que éste sufría a manos de sus padres. Sergio nunca solicitó a Laura que se enfrentase a sus padres y ser defendido ante éstos. El apoyo y compresión de Laura fue suficiente para que el rechazo soterrado de los suegros hacia Sergio no hiriese ni a éste ni a la relación entre ambos. Sin embargo, el tiempo corrió en contra de la pareja. Con los años ya no era suficiente el apoyo y comprensión desarrollada por Laura. Cuando Sergio arremetía contra sus suegros, la lealtad no tan invisible de Laura para con sus padres era activada. Ella sentía legitimidad para hablar mal de sus padres ante las descalificaciones de estos hacia su pareja, pero no soportaba escuchar a Sergio hablar mal de sus padres. En esta espiral de incomprensión mutua la relación se llegó a deteriorar hasta tal punto que Laura dejó el piso donde vivían para regresar a casa de sus padres. A pesar de ello, el ambiente triunfal que se respiraba en casa de sus padres la entristecía profundamente, además de echar de menos al Sergio del que pudo disfrutar tiempo atrás.

Blair (2013) describió como las parejas del mismo sexo, parejas homosexuales y lesbianas, suelen encontrar de manera más frecuente la desaprobación de sus relaciones de pareja por parte de los padres. Las parejas que buscaban un apoyo y validación de su relación en contextos alternativos al de su familia de origen parecía ser una óptima estrategia para la salud de la pareja. La diada que no se siente apoyada por su contexto más cercano, esto es, su familia de origen o amigos, debe de encontrar un contexto en la que se sienta validada. En el caso de los amigos, puede que los pasos a dar sean más sencillos. Una red de amistades en la que la pareja se sienta como pez en el agua, libre de descalificaciones hacia el vínculo que los mantiene unido o hacia a alguno de los miembros por el mero hecho de ser miembro de la pareja supondrá el combustible necesario para poder hacer frente a los contextos de amistades invalidantes. En el caso de la familia, cuando esta no apoya la relación de pareja, encontrar unos nuevos padres, hermanos o familiares será algo más complicado. En esta situación, el apoyo mutuo entre los miembros de la pareja y el ser consciente de las lealtades para con las familias de origen serán ingredientes de obligado cumplimiento para que la relación perdure de manera más saludable.

En Irrika psicólogos os ofrecemos terapia de pareja en Bilbao desde un marco de trabajo a través del cual recuperar vuestra relación y la conexión a pesar de las dificultades con las familias de origen.

(1) Felmlee, D. (2001). No couple is an island. A social network perspective on dyadic stability. Social Forces, 79(4), 1259-1287.

(2) Blair, K.L. & Holmberg, D. (2008). Perceived social network support and well-being in same-sex versus mixed-sex romantic relationships. Journal of Social and Personal Relationships, 25(5), 769-791.

(3) Sprecher, S. & Felmlee, D. (2000). Romantic partners’ perceptions of social network attributes with the passage of time and relationship transitions. Personal Relationships, 7(4), 325-340.

(4) Blair, K.L. (2013). The opinions of parents vs. friends in the dating decisions of LGBTQ individuals. Psychology, Community & Health, 2(2), 179.

0

Sobre el autor:

You must be logged in to post a comment.